¿Cómo se trata el agua que consumís en vuestras casas?

El ser humano necesita por lo menos agua dulce y mínimamente tratada para su consumo apto. Es por esto que el agua que viene de las distintas fuentes que la recogen, ya sean manantiales, acuíferos, represas y por los diques que tienen las represas pasan primero por unos metidos y técnicas que la limpian, higienizan, purifican y la hacen consumible para las personas, ya que, mientras más limpia sea el agua, reducen y en otros casos erradica enfermedades derivadas del consumo de la misma.

Después que el agua se potabiliza va hacia las casas y después se le hace otro tratamiento a las aguas residuales para que se descarguen lo más limpias posibles a las fuentes de aguas, como los ríos.

Ríos, acuíferos y manantiales, surtidores principales de agua

Los cursos de agua provenientes de ríos, acuíferos y manantiales pasan primero por unas plantas de tratamiento de agua, las cuales purifican estas aguas de elementos sólidos tales como los residuos que dejan algunos jabones, derivados del alquitrán, entre otros.

El agua se purifica de agentes minerales que, al venir de montañas rocosas, ésta materia mineral se filtra en el agua, y algunos, no todos son perjudiciales, por lo que tienen que ser removidos en las plantas, y por último el agua se higieniza de agentes biológicos que producen enfermedades infecto-contagiosas, tales como microbios y bacterias.

Plantas de tratamiento de agua

En estas plantas el agua que llega de forma natural, se transforma en agua apta para el consumo humano. Estas plantas se encuentran entre las edificaciones que recogen agua, entre los embalses y entre las instalaciones de tubería que más adelante las desplazan hasta las casas y las edificaciones que tengan tuberías.

La potabilidad del agua comienza con el vertido de productos químicos que aceleran la disolución de sustancias biológicas mediante la reacción de estos químicos con el oxígeno, lo que permite que estos agentes biológicos desaparezcan por oxidación (reacción química en la cual un elemento o sustancia pierde electrones por el contacto con el oxígeno).

Lo que viene después es un proceso de solidificación, agrupamiento y compactamiento de las sustancias orgánicas que no pueden ser filtradas, lo que se conoce por la coagulación y la floculación. Estas sustancias son las responsables de la suciedad y la coloración marrón y negra del agua.

Acto seguido el proceso siguiente es el de la separación del agua de las sustancias que se compactaron en el proceso mencionado anteriormente, por lo que estas partículas van al fondo de los tanques.

Ahora, lo que se debe hacer es regular la alcalinidad o acidez del agua para que puedan ser desplazadas por las tuberías sin dañarlas, se usan agentes químicos como la cal o el hidróxido de sodio.

Sometimiento del agua a exámenes de laboratorio

Después de haberse hecho el proceso anterior, se procede al estudio del agua que se acaba de procesar, después de su análisis, si quedan aún algunos residuos orgánicos, tales como algunos microbios o bacterias, se procede a verter cloro en los tanques de agua para prevenir que vaya a las casas contaminada de estos microorganismos. Además si las aguas procesadas vienen de depósitos naturales cercanos al mar, se debe hacer un segundo proceso en el cual se le administran químicos para eliminar el exceso de sal de la misma.

Exigencias del agua potable tratada

Una vez que pasan por los procesos en las plantas de tratamiento, las aguas deben estar libres de agentes contaminantes y transmisores de enfermedades, además de que debe estar libre también de sabor, olor y color. Ya que sabemos que el agua en su estado natural y para el óptimo consumo humano no tiene olor, no tiene sabor, no tiene color.

Distribución y abastecimiento del agua

Después de que ha pasado los controles y pruebas de su pureza y potabilidad, el agua es desplazada a las redes de suministro público, en una ciudad cercana a los 300 mil habitantes, se debe tener una buena infraestructura para proveer siempre de agua a los habitantes de la misma, infraestructuras como cañerías, estaciones de bombas de agua a presión, sitios de almacenamientos de las mismas para asegurar el flujo constante del vital líquido.

Después de pasar por los hogares, las aguas residuales tienen que devolverse

El agua utilizada en las ciudades, cargadas de desperdicios tanto orgánicos como inorgánicos, son tratadas también, esto con el fin de devolverlas a los cursos de agua naturales tales como los ríos y arroyos, esto con el fin de que el agua esté lo más limpia posible y así no contaminar estos cursos de agua.