Nuestro Blog

Aprende a cambiar un grifo

Si te acabas de mudar a una vivienda de segunda mano, debes pensar en realizar ciertas reformas antes de irte a vivir a ella, ya que con bastante frecuencia este tipo de casas tienen ciertos deteriores que pueden llegar a ser un problema. De cualquier manera eso no implica que tengas que recurrir a un profesional para hacerlas todas ya que por ejemplo, tú mismo vas a poder cambiar los grifos. Además también podrás solucionar un problema de goteo o simplemente hacer un cambio en el cuarto de baño por algo más moderno, si sabes cómo realizar estos arreglos caseros.

También son muchas las casas antiguas que tienen dos grifos, uno para el agua fría y otro para el agua caliente. Si quieres cambiarlo por un monomando, no vas a tener ningún problema, Además este tipo de grifos reducen considerablemente el goteo, con lo que el agua desperdiciada es mucho menor.

Paso a paso gracias

Si ya has tomado la decisión de cambiar tú mismo los grifos de tu casa, lo primero que harás será aflojar los latiguillos con la ayuda de una llave inglesa.

Después quita la tuerca que se encarga de unir el lavabo con el grifo, y después la goma situada en la parte interna del mismo.

A continuación encaja la arandela de color blanco en el nuevo grifo, coloca un tornillo en el hueco y apriétalo.

Enrosca los latiguillos y mételos por el agujero del lavabo.

Después coloca las arandelas dentro del tornillo para presionar la parte de metal con la de cerámica.

Inserta debajo de las arandelas una tuerca y termina uniendo los latiguillos con ayuda de la llave inglesa, a la toma de agua.

Abre la llave y comprueba que todo está bien.

Consejos caseros para hacer un buen trabajo de fontanería

Tenéis problemas de fontanería y no tenéis dinero para para pagar a un fontanero, o lo hicisteis alguna vez y te han estafado, os daremos algunos consejos caseros para que podáis resolver vuestros problemas de una manera casi profesional.

Tuberías muy ruidosas

Si tenéis una casa en la que no habíais estado en mucho tiempo, por ejemplo una casa de vacaciones o te fuisteis de casa por un período largo y habéis cerrado la llave de paso de agua del exterior, si al abrir las llaves oíd algo molesto en las tuberías de vuestra casa, es que dichas tuberías tienen aire por dentro, lo que tenéis que hacer es dejar abiertas todas las llaves de vuestra casa por un poco de tiempo y listo.

Limpiar los caldereros

Si estuvisteis en fuera de casa por largo rato y ya abriste la llave de paso, los caldereros también deben estar llenos de aire, por lo que puede que no calienten, y, al igual que las tuberías, van a sonar, por lo que, debéis soltar el tornillo de extracción del aire, lo presionáis con alguna herramienta, preferiblemente un destornillador y dejáis escapar el aire, cuando empiece a salir el agua, ya estará el problema resuelto. Cuidado, debéis hacerlo gradualmente y con cuidado, ya que si dejáis escapar mucha agua, tendréis que volver a llenar el calderero.

Tuberías tapadas

Algo demasiado común: las tuberías tapadas, puesto que es muy difícil de saber en qué parte hay un atascamiento en las tuberías, podéis atacar el problema con lo siguiente: tenéis que esparcir destapa cañerías, pero en líquido, cosa que cualquier en ferretería podéis comprar, en seguida colocad un poco de vinagre, taparéis el drenaje por algún espacio de tiempo corto, acto seguido, tendréis que echar agua hirviendo CON CUIDADO por el drenaje. Con eso bastará para destapar vuestra tuberías

Por si detectas un mal olor

Es bastante obvio que, si percibes malos olores a través de los drenajes es porque hay restos por allí en las tuberías. Para eliminarlos solo debéis hacer lo siguientes: calienta agua y agrega vinagre y bicarbonato, ahora echaréis lo que acabáis de hacer por el drenaje y después de media hora, echa agua hirviendo con cuidado para limpiarlo por completo.

Desaparecer los restos de cal

Es muy habitual que en algunas zonas geográficas, el agua venga con cal, esta cal se adhiere a las tuberías y drenajes, lo que las puede tapar, afecta a las duchas y a las lavadoras. Primero, vamos con vuestra lavadora: encended la lavadora y ponle a trabajar en el ciclo más largo y con la temperatura más alta, obviamente la lavadora debe estar vacía, por lo que si se hace obvio este mandato, pues será por tu descuido: No encendáis la lavadora con ropa adentro, si la hay, retírala.

Cuando sea tiempo de colocar el jabón para lavadora, echadle vinagre, según en la parte que vivas (si es cerca de la costa) tendréis que repetir el proceso varias veces al cabo de un año, ya que si no queréis que la lavadora se os dañe, es lo mejor que podéis hacer.

Para limpiar la ducha, lo que debéis hacer es retirarla del tubo, meterla en un recipiente con agua hirviendo y le echas vinagre. Punto, no deberíais tener problema con la ducha, pasa lo mismo que con la lavadora, si vives cerca del mar, tendrás que hacerlo varias veces al año.

Última recomendación: si nada de esto funciona, para el caso de las tuberías, lo mejor es llamar a un buen fontanero, la cosa podría ponerse peor, ahora, estos tips te ahorrarán tiempo y dinero, esperéis que os sean de mucha ayuda.

Reconocimiento de los puntos de las alcantarillas públicas

Las compañías que se encarga de limpiar y mantener las alcantarillas públicas, tienen en su poder mapas y trazados actualizados de dichas alcantarillas, en los que se pueden observar en su totalidad todas las redes de distribución de aguas que están interconectadas, además de que la información que deben manejar tienen que ser muy detalladas, datos tales como el material en que están hechas las cañerías, las medidas de las mismas y el día en que fueron puestas allí.

Profesionales capacitados que rigen la limpieza y de la asistencia de las alcantarillas

En este aspecto, el número de trabajadores necesarios para una obra en las alcantarillas públicas no se puede contar ni medir con exactitud. Ya que existen múltiples variables como la extensión de las redes de tuberías, si presentan inconvenientes hay que determinar la gravedad del mismo.

Aparte de lo anteriormente mencionado, es de suma importancia que las personas encargadas de estos trabajos tengan una altísima capacitación y una vasta experiencia, además de que tienen que tener un buen estado de salud por la misma naturaleza del oficio, ya que trabajan la mayoría de las veces con aguas negras y además pueden correr riesgos con respecto a su integridad física, puesto que trabajan en subterráneos y en las calles de las ciudades.

La seguridad en el trabajo debe ser de conocimiento para todos los trabajadores de estas compañías, puesto que si están bien informados acerca de los riesgos, pueden impedir incidentes y otros males que pondrían en riesgo su integridad y su vida.

Entre los riesgos que podrán sufrir los fontaneros profesionales están las explosiones, muerte por electrocutamiento, enfermedades infecto-contagiosas, entre otros.

Equipamiento necesario

Las compañías que prestan servicios y asistencia en las alcantarillas públicas tienen que tener los equipos, herramientas y materiales adecuados para acometer las tareas de manera exitosa. Entre esos equipos y herramientas están:

Bombas a presión de agua de inmersión

Estas bombas se colocan bajo el agua, con el objeto de extraer el agua estancada de las alcantarillas o cunetas que están tapadas por agua rebosada.

Guaya de cobre o muelle metálico

Se utiliza para que el material que esté dentro de las cañerías sea expulsado mediante la presión que ejerce al meter el muelle.

Barras de acero

Estas barras se unen para formar una especie de cable de mucha longitud y así llegar a tramos de cañerías profundos.

Otras herramientas

Herramientas como linternas, picos, palas, entre otras, se deben tener para complementar las labores de aseo y mantenimiento de las alcantarillas públicas.

Material de seguridad del personal

Para un trabajo seguro, los profesionales tiene que tener Máscaras anti gas, anteojos de seguridad, guantes de plástico, calzado apto para los trabajos con cañerías, entre otros.

A parte de lo antes mencionado, los profesionales deben estar en la total capacidad de atender y reparar diversos inconvenientes tales como atascos en las cañerías, fugas de agua, cañerías fracturadas y poder eliminar malos olores.

¿Cómo se trata el agua que consumís en vuestras casas?

El ser humano necesita por lo menos agua dulce y mínimamente tratada para su consumo apto. Es por esto que el agua que viene de las distintas fuentes que la recogen, ya sean manantiales, acuíferos, represas y por los diques que tienen las represas pasan primero por unos metidos y técnicas que la limpian, higienizan, purifican y la hacen consumible para las personas, ya que, mientras más limpia sea el agua, reducen y en otros casos erradica enfermedades derivadas del consumo de la misma.

Después que el agua se potabiliza va hacia las casas y después se le hace otro tratamiento a las aguas residuales para que se descarguen lo más limpias posibles a las fuentes de aguas, como los ríos.

Ríos, acuíferos y manantiales, surtidores principales de agua

Los cursos de agua provenientes de ríos, acuíferos y manantiales pasan primero por unas plantas de tratamiento de agua, las cuales purifican estas aguas de elementos sólidos tales como los residuos que dejan algunos jabones, derivados del alquitrán, entre otros.

El agua se purifica de agentes minerales que, al venir de montañas rocosas, ésta materia mineral se filtra en el agua, y algunos, no todos son perjudiciales, por lo que tienen que ser removidos en las plantas, y por último el agua se higieniza de agentes biológicos que producen enfermedades infecto-contagiosas, tales como microbios y bacterias.

Plantas de tratamiento de agua

En estas plantas el agua que llega de forma natural, se transforma en agua apta para el consumo humano. Estas plantas se encuentran entre las edificaciones que recogen agua, entre los embalses y entre las instalaciones de tubería que más adelante las desplazan hasta las casas y las edificaciones que tengan tuberías.

La potabilidad del agua comienza con el vertido de productos químicos que aceleran la disolución de sustancias biológicas mediante la reacción de estos químicos con el oxígeno, lo que permite que estos agentes biológicos desaparezcan por oxidación (reacción química en la cual un elemento o sustancia pierde electrones por el contacto con el oxígeno).

Lo que viene después es un proceso de solidificación, agrupamiento y compactamiento de las sustancias orgánicas que no pueden ser filtradas, lo que se conoce por la coagulación y la floculación. Estas sustancias son las responsables de la suciedad y la coloración marrón y negra del agua.

Acto seguido el proceso siguiente es el de la separación del agua de las sustancias que se compactaron en el proceso mencionado anteriormente, por lo que estas partículas van al fondo de los tanques.

Ahora, lo que se debe hacer es regular la alcalinidad o acidez del agua para que puedan ser desplazadas por las tuberías sin dañarlas, se usan agentes químicos como la cal o el hidróxido de sodio.

Sometimiento del agua a exámenes de laboratorio

Después de haberse hecho el proceso anterior, se procede al estudio del agua que se acaba de procesar, después de su análisis, si quedan aún algunos residuos orgánicos, tales como algunos microbios o bacterias, se procede a verter cloro en los tanques de agua para prevenir que vaya a las casas contaminada de estos microorganismos. Además si las aguas procesadas vienen de depósitos naturales cercanos al mar, se debe hacer un segundo proceso en el cual se le administran químicos para eliminar el exceso de sal de la misma.

Exigencias del agua potable tratada

Una vez que pasan por los procesos en las plantas de tratamiento, las aguas deben estar libres de agentes contaminantes y transmisores de enfermedades, además de que debe estar libre también de sabor, olor y color. Ya que sabemos que el agua en su estado natural y para el óptimo consumo humano no tiene olor, no tiene sabor, no tiene color.

Distribución y abastecimiento del agua

Después de que ha pasado los controles y pruebas de su pureza y potabilidad, el agua es desplazada a las redes de suministro público, en una ciudad cercana a los 300 mil habitantes, se debe tener una buena infraestructura para proveer siempre de agua a los habitantes de la misma, infraestructuras como cañerías, estaciones de bombas de agua a presión, sitios de almacenamientos de las mismas para asegurar el flujo constante del vital líquido.

Después de pasar por los hogares, las aguas residuales tienen que devolverse

El agua utilizada en las ciudades, cargadas de desperdicios tanto orgánicos como inorgánicos, son tratadas también, esto con el fin de devolverlas a los cursos de agua naturales tales como los ríos y arroyos, esto con el fin de que el agua esté lo más limpia posible y así no contaminar estos cursos de agua.